jueves, 23 de diciembre de 2010

Q.E.P.D. Democracia Venezolana

El 18 de julio de 2010 escribí Democracia en fase terminal, lamentablemente hay que decir que lo poco que quedaba de ella ha muerto esta semana. Luego de un breve respiro esperanzador en septiembre de 2010, sus verdugos han logrado asesinarla. La mezquindad, cobardía y cinismo de ministros, diputados, jueces, fiscales, altos mandos militares e intelectuales revolucionarios han permitido que un solo hombre controle todo el poder de la nación. Venezuela es ahora el reino de Chávez, no existen ciudadanos sino súbditos y la oposición en el parlamento ha sido encadenada a un rincón de la arena política como objeto decorativo para legitimar al gobierno ante la sociedad internacional.
Lo que quedaba de democracia ha sido sepultada bajo un conjunto de leyes inconstitucionales que someten a la ciudadanía a un proyecto socialista que fue rechazado en 2007. En menos de dos semanas el chavismo ha aprobado leyes que eliminan la autonomía universitaria, penaliza la disidencia dentro de su partido, regula los contenidos de internet y medios de comunicación, prohibición de financiamiento externo de ONGs que trabajan por derechos humanos y civiles. Pero no solo eso, los diputados chavistas han dado el presidente el poder de legislar por decreto por 18 meses a menos de dos semanas que los nuevos diputados asuman sus escaños en la Asamblea Nacional. La nueva Asamblea comienza con un disparo en ala y si no hay una respuesta contundente quedará así por los próximos dos años.
Quizás muchos apunten a que el único problema es Chávez, pero lo cierto es que todos aquellos que han manipulado las instituciones para darle el poder sin restricciones, los que por omisión han dejado que esto ocurra son tan culpables como él. El problema no es que exista un Chávez sino que haya un conjunto de personas que faciliten que esta desmesura de poder haya llegado al lugar donde muchos habían predicho y otros muchos nos habíamos negado a aceptar. Al final de esta locura habrá que exigir responsabilidades.
La democracia ha muerto, habrá que dar a luz una nueva, como todo nacimiento ello significa "sangre, esfuerzo, sudor y lágrimas", tal como dijo Churchill a principios de la Segunda Guerra Mundial. Existe gente apostando por la democracia, hay gente cansada de la manera como se maneja el país, hay gente molesta con el gobierno, lo que falta es movilización masiva, empuje y liderazgo político creativo que supere las viejas formas de acción política y decidan arriesgar más para la construcción de una nueva democracia.
Salamanca, 23 de diciembre de 2010

lunes, 6 de diciembre de 2010

Recoger los escombros

El desastre natural más grave de los últimos doce años en Venezuela tomó nuevamente por sorpresa al gobierno nacional. La ausencia de un plan de contingencia coherente y coordinado, la falta de preparación del alto gobierno y la improvisación de Chávez cada vez que visita una zona afectada dan cuenta, una vez más; de la ineptitud del gobierno para manejar las crisis que realmente importan. Durante los últimos doce años la inversión en aviones de guerra, tanques, fragatas y fusiles se han incrementado, pero nada de eso sirve para salvar vidas, nada eso sirve para ofrecer refugios a los damnificados. En 1999 se prometió la reconstrucción del Estado Vargas, aún hay cientos de afectados por esa tragedia que no han sido resarcidos ni por el gobierno nacional ni por el gobierno regional. En síntesis, una vez la inoperancia e incompetencia del gobierno quedan al desnudo y suma un punto más a la larga lista de desaciertos en políticas públicas.
Pero lo trágico de la situación no ha sido únicamente lo mal que lo están pasando los afectados de las regiones inundadas por las lluvias o la incompetencia del gobierno. La actitud sectaria y el oportunismo ideológico del gobierno nacional son una muestra de que siempre es más importante la revolución que la gente. No hay comunicación con las autoridades distintas a las del PSUV, se duplican esfuerzos y se sabotean iniciativas de autoridades y organizaciones diferentes a las chavistas. La miseria de la revolución está en creer que son los únicos con derecho de preocuparse por las víctimas de esta tragedia o, en líneas generales, por quienes estén en situación de pobreza. Pero aún pero es creer que lo están haciendo bien.
A dos meses y un poco más de haberse celebrado las elecciones legislativas Chávez ha acelerado la radicalización. Expropiaciones masivas de conjuntos habitacionales han generado gran incertidumbre en los compradores, la estrategia de acercamiento a la clase media por este medio parece infructuosa, y si bien puede haber algún beneficio específico es poco probable que logre conquistar el voto de este colectivo. Destruir la producción privada y apropiarse de lo que queda del país ha sido la única política coherente, un discurso de odio y destrucción solo puede venir acompañado de políticas sectarias, destructivas y sin futuro. El país se cae a pedazos y lo único para lo que queda es para recoger los escombros. Mientras tanto, construir las bases para el cambio en 2012 es prioridad.
Salamanca, 6 de diciembre de 2010

sábado, 13 de noviembre de 2010

El objetivo: Desmovilizar

Los resultados electorales de 26 de septiembre han arrojado al gobierno a su lado más autoritario. Detenidos por protestar, expropiaciones a capricho y grupos pro gobierno ingresando violentamente en varias universidades autónomas son un preludio de lo que serán los dos próximos años. Mientras la ciudadanía empieza a tener grandes dificultades con los servicios públicos básicos, el gobierno se preocupa más por la implantación del socialismo del siglo XXI que por la creación y mantenimiento de las infraestructuras que garanticen calidad de vida.
La crisis de vivienda ha superado con creces la capacidad del gobierno de llevar a cabo una política pública coherente, bien ejecutada y prolongada en el tiempo. Luego de doce años en el poder y miles de millones de dólares en ingresos petroleros, la mejor forma de hacerse propaganda con la vivienda fue expropiando a las constructoras y generando incertidumbre en los propietarios. El gobierno parece entender que las motivaciones de los ciudadanos son simplemente económicas y que acciones como las expropiaciones a las constructoras en Caracas y otras ciudades va a redundar automáticamente en un aumento de apoyos electorales.
Pero más allá de las políticas públicas, el gobierno profundiza la política del miedo. El objetivo más importante de este proceso es desmovilizar a quienes han salido a votar en su contra. La desesperanza ha sido su arma más eficaz para ganar en procesos anteriores y por eso la virulencia del ataque contra símbolos de la oposición o contra quienes protestan pacíficamente. En síntesis, lo que busca el gobierno desesperadamente es enviar un mensaje que diga "votar no cambia nada", tanto así que el General Rangel Silva (El segundo militar de rango en el país) señale que está casado con el proyecto bolivariano y que no tolerará un gobierno de oposición.
El mejor remedio contra esta política del miedo es la participación. Mientras más gente participe, no solo en las elecciones sino en partidos políticos, movimientos estudiantiles, consejos comunales, mayor será la movilización para el 2012. Las elecciones del precandidato para las presidenciales del 2012 por la MUD serán un buen indicador de esta movilización ciudadana. Mientras tanto, resistir en el será el reto de la ciudadanía que no cree en el proyecto bolivariano.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Una breve reflexión de los resultados del 26S

Mientras todavía está fresco el trasnocho del 26 de septiembre ahora empieza una nueva etapa en la larga lucha por recuperar una democracia plena. Como se dijo en reflexiones anteriores, la fuerza de la Alternativa Democrática está en la unidad y en su capacidad de generar esperanza en una mejor Venezuela.
Para algunos el sentimiento de victoria que embriaga a muchos disidentes del proyecto bolivariano es irracional, surgen preguntas como porqué teniendo más votos tenemos menos diputados, de hecho; el chavismo está tomando como bandera ese discurso para desmoralizar a los electores. Lo cierto es que el sistema electoral favorece a los estados rurales y sobre-representa a sus electores ante la Asamblea Nacional.  Sin embargo, considero válida la preocupación contenida en la interrogante pero no el pesimismo de la respuesta, que es precisamente lo que el chavismo quiere proyectar.
Los resultados electorales muestran que el chavismo se ha estancado y decrece, en una elección en la cual el propio presidente asumió la candidatura de todas las circunscripciones su caudal de votos disminuyó de 6.310.482 votos a 5.222.364 (cuando todavía falta parte de la totalización) desde el referéndum de reforma constitucional de 2009, es decir el chavismo perdió un millón de votos aproximadamente entre la última elección y la actual. No obstante, un mejor indicador de esta variación se observa al ver los resultados en porcentajes: para el 2009 el chavismo logró 54,85% de los votos; en la elección del pasado domingo el chavismo ha obtenido el 46,62% (tomando como referencia el Parlatino pues no poseo aún datos más precisos), de tal modo se observa una caída de 8% aproximadamente.
Sin embargo, hay que destacar que los niveles de participación bajaron de 70,32% para el 2009 a 66,45% en la elección parlamentaria, esto no quiere decir que quienes se abstuvieron eran todos chavistas arrepentidos ni tampoco indica que ese millón de votos se trasladó de manera automática a los partidos de la Mesa de la Unidad. Estos datos solo reflejan que porcentualmente hablando votaron menos personas que durante el referéndum de 2009 y que quienes apoyaron a los candidatos auspiciados por el presidente Chávez han disminuido aproximadamente ocho puntos porcentuales.
Ahora bien, la elección no era contra Chávez y es ahí donde hay que tener cuidado con los triunfalismos. En este momento en donde el resultado global coloca a la Mesa de la Unidad como mayoría electoral también hay que tener cuidado con la manera como se maneja ese mensaje, quien considere que el gobierno está vencido comete un error, ahora más que nunca utilizará los recursos del Estado para la campaña del 2012. Chávez empieza la campaña esta misma semana y no dará tregua hasta el día siguiente de la elección presidencial dentro de 26 meses. Los espacios ganados por la MUD son un nuevo frente, una oportunidad de lucir su mejor cara y su mejor mensaje; la unidad dentro del parlamento es tan importante como la de la campaña y su coordinación ha de ser una tarea que debe ser tomada muy seriamente, con compromiso y profesionalismo. También tendrán que enfrentarse a la esquina caliente, que reaparecerá en los espacios aledaños al hemiciclo, es una oportunidad de mostrar quienes son los verdaderamente violentos.
De este modo, empieza una nueva carrera, la ciudadanía podrá descansar del activismo unos cuantos meses, pero los responsables de la Alternativa Democrática tendrán que empezar a diseñar la forma de llevar adelante unas primarias para el candidato presidencial, lograr un programa para ser alternativa de gobierno y proyectar la imagen de que son capaces de gobernar y hacerlo mejor que Chávez. Por su lado, los nuevos diputados deberán mover viento y marea para evitar que durante los tres meses que le queda la Asamblea en funciones ésta le otorgue una habilitante a Chávez o convoque a una Constituyente. La lucha continua...
Salamanca, 27 de septiembre de 2010

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Venezuela no acaba el 26 de septiembre

A un par días de finalizar la campaña electoral, se avecina el momento de la incertidumbre. Mientras los partidos tratan de movilizar la mayor cantidad de votantes posibles, el resto de la ciudadanía aguanta la respiración para ver que depara el futuro próximo. La campaña del PSUV ha sido implacable, con Chávez como candidato en todos los circuitos electorales la oposición no ha podido evitar caer en parte de su juego polarizante; para el caudillo lo único que está en juego es la supervivencia de la revolución, es decir; su supervivencia en el poder.
El 27 será un día extraño, tal como ocurrió en las elecciones de 2008; la oposición  ganará muchos espacios perdidos pero sus electores no lo considerarán suficiente, habrá un sentimiento de victoria amarga que el gobierno  tratará de explotar aún cuando no lleguen a los 111 diputados que necesita para tener la mayoría calificada.
El 27 de septiembre, deberá ser para la oposición un día decisivo, anunciar y mostrar la fortaleza de la unidad, repensar la forma como se diseña la campaña electoral e iniciar procesos de elección primaria en cada partido para luego convocar a primarias generales en busca de un candidato que represente el futuro, el cambio y nueva esperanza; también deberá tender una mano al PPT aún cuando casi desaparezca políticamente. Es hora de la magnanimidad, también del cambio de rostros y de la promoción de una propuesta de país novedosa, atractiva y que pueda mostrarse a través de los espacios gobernados por miembros de la Mesa de la Unidad. Venezuela no acaba el 26 de septiembre, sino que continua en su lucha por la democracia y una mejor calidad de vida.
Salamanca, 22 de septiembre de 2010

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El miedo como estrategia

Para un gran número de venezolanos la discusión política que propone el gobierno no parece reflejar sus legítimas preocupaciones. Chávez, ahora candidato único a la Asamblea Nacional, ha empezado radicalizando (aún más) sus posiciones de extrema izquierda. Parece innecesario insistir en que los candidatos de la oposición deben abstenerse de pelear con Chávez y hablar de los problemas reales de la gente y sus soluciones,sin embargo siempre habrá un gallito de pelea en la oposición que cree que es su momento para asomar un poco más la cabeza.
Los resultados de esta estrategia de campaña serían mucho más predecibles en circunstancias diferentes, pero la capacidad de Chávez de conectar con el cerebro afectivo de muchos venezolanos es alta; capaz de anular parte de la racionalidad que muchos analistas esperan que los electores usen a la hora de votar.
Las encuestas favorecen a la oposición en muchos aspectos, la gente siente que el rumbo se ha perdido y que el gobierno no tiene nada claro que hacer para reencontrarlo. Chávez puede superar esa impresión por un tiempo, pero en la medida que la incompetencia de su gestión se acentúa es muy difícil taparlo sin la necesidad de radicalizar el discurso. 
El miedo es, pues, su estrategia nuevamente.  La estrategia del miedo implica jugar con las emociones más básicas del ser humano y se busca que el debate sea en el plano afectivo en donde él es más fuerte a la hora de comunicar sus posiciones. El miedo a que la oposición lo saque del poder si gana a la Asamblea la usa con sus copartidarios, el miedo a una guerra civil a un desorden de magnitudes apocalípticas en Venezuela si no gana lo usa con los NI-NI y el miedo a perseguir y quitarle todo lo que tienen lo usa con los opositores (porque asume que todo el que se opone a Chávez es porque tiene mucho).
Así, en la estrategia del miedo no hay debate sino fusilamiento simbólico de sus enemigos (los adversarios no existen), hay constantes conspiraciones y sabotajes pero no hay responsabilidades. En la estrategia del miedo se busca anular la esperanza, el anhelo de una vida mejor y la idea de que otro país es posible; se busca que la gente meta la cabeza en el agujero y no salga a votar por una alternativa diferente. 
En la estrategia del miedo se revela la miseria del gobernante: se prefiere quitarle recursos a un hospital porque no le sirve para hacer campaña que trabajar junto a un alcalde de oposición; se prefiere acusar a la familia de Frankin Brito de inducción al suicidio que revisar los grandes fallos de la política agraria; se prefiere censurar una foto de la morgue que invertir algo de los miles de millones de dolares que han entrado al país construyendo una morgue digna con forenses bien pagados; se prefiere reírse del problema de la inseguridad y acusar al imperio y los enemigos de causarla que convocar a los expertos para llevar adelante una política pública  coherente, eficiente y eficaz.
La estrategia del miedo se ha convertido en la política pública y la estrategia de campaña; pero también muestra el temor del propio gobernante a perder algo de poder cuasi absoluto. A menos de veinte días de campaña el resultado no está claro y lo que puede pasar dependerá mucho de la efectividad de la estrategia del miedo y de la efectividad de una campaña audaz de la oposición que la contrarreste, la cual todavía no se vislumbra.
Salamanca, 8 de septiembre de 2010.

jueves, 26 de agosto de 2010

Inicio de Campaña


Al inicio de la campaña electoral para la elección de diputados a la Asamblea Nacional el país se enfila hacia una de las contiendas electorales más importante de los últimos cinco años, lo cierto es que el mes de septiembre va a ser más intenso que sus predecesores en un año de crisis generalizada. La movilización de los bandos en pugna y su capacidad de captar a los indecisos será la clave más importante en el contexto en el que existe un creciente rechazo al gobierno aún cuando Chávez ostente aún un 40% de aprobación aproximadamente. La campaña de la oposición empieza a vestirse de futuro, lenguaje y seña que permitió ganar gobernaciones y alcaldías estratégicas como Miranda o el Municipio Sucre de este mismo estado, el chavismo empieza a ser el status quo en donde el conflicto y las crisis están siempre presentes. En esta situación competir por representar la esperanza de una mejor Venezuela será un reto para ambos bandos.
Para la oposición enviar un mensaje de cambio que no involucre a Chávez directamente pudiera socavar las bases de su liderazgo, los nuevos actores políticos tendrán que reducir la tentación de caer en el juego anti-Chávez y mostrar criterio amplio, mesura e incluso tolerancia frente a los moderados del chavismo que empiezan a desesperarse con un Revolución que no evoluciona o más bien que involuciona (verbi gracia el PPT). Sin embargo no hay que ser ingenuos, el gobierno vendrá con todo, una derrota política como obtener menso votos que la oposición aún cuando ganen la mayoría en la Asamblea o incluso no obtener la mayoría puede ser el inicio de un potencial cambio para el 2012, razón por la cual utilizarán todos los medios a su alcance (lícitos o no) para ganar la elección.
En este sentido, las cartas empiezan a mostrarse: denuncias contra candidatos de oposición, desprestigio personal y político, trapos sucios al sol (ciertos o inventados)abuso del uso de los medios públicos para las campañas del PSUV; todo ello desde el portaviones de Chávez que probablemente estará en la mayoría de la publicidad de campaña de los rojos; estrategia que en el pasado surtió efecto. Los miembros de la Unidad Democrática tendrán que pisar con cuidado, no dejar llevarse por las provocaciones e insistir en que el adversario de esta elección no es Chávez sino cada uno de los candidatos oficialistas y el propio PSUV. La campaña empieza oficialmente, el cómo termina será cuestión de estrategias, recursos y simbolismos. El 27 de septiembre amanecerá, ¿Veremos?     

sábado, 7 de agosto de 2010

La campaña que se avecina

La última encuesta de Hinterlace muestra una panorama político interesante para los próximos meses. En medio de un descenso importante en la evaluación de la gestión de casi 10% desde 2009 a la actualidad y una confianza del 32% de los ciudadanos, Chávez se apresta a acelerar la campaña de las parlamentarias. El conflicto con el Cardenal y Colombia dieron el pie al inicio de un nuevo ciclo electoral en donde se intenta a toda costa evitar temas como PDVAL , la inseguridad o los apagones.
El país está a la expectativa de una campaña que promete altibajos de ambos bandos. Los candidatos de Chávez tenderán a utilizarlo de portaviones, profundizarán en temas nacionales e internacionales y buscarán por todos los medios de vincular a la oposición con supuestas tramas golpistas o paramilitares. La sentencia del magistrado Carrasquero en el caso Súmate es una muestra de hacia dónde van los tiros (además de querer matar dos pájaros de un tiro quitando el financiamiento a las ongs). Desde el canal ocho empieza la campaña negativa hacia estas organizaciones y quienes las representan.
Chávez debe buscar más chivos expiatorios a los grandes desaciertos de su gestión, 39% de los venezolanos le atribuyen la responsabilidad de los temas más graves de la nación, en tanto el 29% de los ciudadanos le atribuye dichos problemas a sus colaboradores. Por tal motivo, la búsqueda de conspiradores políticos y económicos tenderá a ir en aumento a medida que transcurra la campaña. Si la oposición es inteligente aprovechará la ocasión para insistir en la incompetencia y alejarse de los temas que favorecen a Chávez. Es el momento de ir más allá de la crítica y mostrar las alternativas que puedan enamorar 48% del electorado que no se considera ni chavista ni opositor.
La estrategia de campaña es entonces fundamental para lograr dicho objetivo. La Mesa de la Unidad debe mostrar que se prepara para gobernar, que quienes se están preparando son diferentes a quienes gobernaron antes de la catástrofe chavista y que su plan de gobierno es viable a corto y mediano plazo. Los partidos tendrán que auto-examinarse y evaluar sus estrategias comunicacionales puesto entre todos sólo logra la simpatía del 19% del electorado. Allí está la fortaleza del chavismo, sus militancia es más continua y disciplinada, y su voluntad para trabajar por la causa del presidente es mayor que en los opositores.
El discurso de una Alternativa Democrática de cambio debe verse con hechos, después de las parlamentarias viejos rostros tendrán que pasar a tras bastidores mientras dan oportunidad a una nueva generación de dar la cara por la democracia. El cambio generacional no puede seguir retrasándose como ocurrió en los 90's y la vieja clase política debe dejar la arrogancia que en ocasiones la caracteriza y ceder el espacio a nuevas formas de entender y hacer la política. Si la oposición quiere ganar, no solo la Asamblea sino las presidenciales de 2012, debe mostrarle al votante venezolano que hay partidos renovados con líderes nóveles listos para asumir las riendas del país.
Salamanca, 7 de agosto de 2010

sábado, 24 de julio de 2010

Bicentenario 2.0


Entrevista realizada por la gente de Bicentenario 2.0 en relación a la conmemoración del Bicentenario de las independencias en América Latina.
Gracias a Sergio Vinay
http://www.bicentenariodospuntocero.com/ @twitcentenario

viernes, 23 de julio de 2010

Experiencias e impresiones del conflicto colombo-venezolano

Una nueva escalada de conflicto ha estallado sobre las relaciones colombo-venezolanas, no siendo un experto en materia internacional me gustaría compartir mi experiencia e impresiones sobre lo que ha pasado.
Conversando con un par de amigos colombianos mientras seguíamos por twitter e internet lo que ocurría en la sesión del 22 de julio en la OEA, me comentaban sobre lo inesperado de la decisión de Uribe de sacar a la luz pública las pruebas de las FARC en Venezuela, desde su punto de vista si bien algunas expresiones del embajador Hoyos estaban pasadas de tono, la exposición de la pruebas y la lógica argumental fueron casi impecables, y a su parecer; Uribe había dado la orden de no dejar nada para el acostumbrado secreto de las relaciones internacionales en asuntos conflictivos como este. La otra cara de la moneda era el embajador Venezolano, sin argumentos, con lugares comunes (ej: la montaña parió sus ratoncitos, cuéntame una de vaqueros, etc) y repleto de insultos para gobiernos, medios y todo aquel a quién pudiera incluir en su lista de enemigos de la revolución no dio una solo prueba de que lo ahí se presentaba era falso. Mientras la opinión pública internacional observaba el show de países hermanos en un foro inoperante como la OEA, yo simplemente podía pensar en la pena ajena que me producía el embajador Chaderton. Mis amigos me preguntaban de dónde había salido ese embajador, qué si su carrera política era la misma que la del Canciller, y yo me limitaba a responder que ese era uno de los último de los embajadores de carrera que quedaba en el gobierno, pero que la revolución bolivariana desprecia la lógica del profesional de las relaciones internacionales (y de cualquier otra área), la cual es casi impracticable cuando se llega a los niveles de genuflexión de los funcionarios actuales. Ellos me decían que no me diera vergüenza pues no estoy con ellos en su proyecto político, pero de todas maneras así lo viví.
Respecto a lo sustantivo del asunto, considero que Uribe ha llegado al límite de su paciencia y que un ataque preventivo como el que le hizo a Ecuador es impracticable en Venezuela por la magnitud de presencia guerrillera en el territorio venezolano, por lo que el show en la OEA era la única opción que tenía para evidenciar ante el mundo lo que el gobierno venezolano está permitiendo. Las denuncias de esta situación no son nuevas, varios periodistas ya habían indicado desde hace tiempo la presencia de los grupos guerrilleros y paramilitares en el país, las denuncias de reclutamiento de niños en comunidades fronterizas y la entrega de soberanía de parte del territorio estos grupos.
Por su parte, a Chávez le cae como anillo al dedo la situación, en su lógica militar y patriotera el conflicto lo debería ayudar a cerrar filas a lo interno del país, denunciar a los críticos como apátridas y traidores y hacer olvidar a la gente de la inseguridad, la comida podrida, la inflación y pérdida de calidad de vida, la escasez de alimentos y medicinas, la aparición de enfermedades antes erradicadas; entre otras cosas. Sin embargo, considero que esta vez la situación no es tan sencilla como antes; la crisis interna en tan grande que lo exterior solo distraerá a algunos fanatizados de un lado y de otro, mientras el resto trata de conseguir carne en los mercados sin que la maten los malandros, el dengue desatado o un infarto cuando vea la cuenta de la compra de la comida. Habrá que esperar sin las FARC serán las Malvinas que Chávez está buscando para evitar la elecciones del 26 de septiembre.
Salamanca, 23 de julio de 2010

sábado, 17 de julio de 2010

Democracia en fase terminal

A casi dos meses de las elecciones parlamentarias la democracia venezolana atraviesa por una situación delicada. Si se me permite hacer la metáfora con el ser humano podríamos decir que la democracia venezolana está en fase terminal. El cáncer que lleva adentro ha hecho metástasis y la mayoría de las instituciones del sistema político están comprometidas por dos tipos de células malignas que se reproducen sin control.
Por una lado la corrupción, el caso PDVAl es la muestra más patente de esta dolencia, la falta de transparencia, las comisiones por cada compra, la desidia de funcionarios y responsables de la distribución de alimentos ha conducido a la pérdida de cientos de miles de toneladas de comida en nuestro país, mientras muchos funcionarios del gobierno de frotan las manos pensando en tomar Polar no son capaces de sacar un kilo de arroz o un litro de leche de los propios puertos que nacionalizaron. De forma irresponsable tratan de ocultar semejante tumor en el estómago de la nación aduciendo que es una conspiración o un sabotaje, como si pudiera extirpar un cáncer con unos ramazos o cirugía estética. Esta misma situación ocurre en otras áreas de las instituciones públicas, en la asignación de licitaciones, en la compra de inmuebles o vehículos, en la asignación de divisas para las empresas, etc, etc, por lo que a medida que pase el tiempo más drástica tendrá que ser la solución si se quiere erradicar estas células malignas de las instituciones que se suponen sirven a los ciudadanos.
El segundo tipo de célula maligna es el pensamiento antidemcorático, las instituciones del Estado están infestadas de la idea de la supremacía del gobierno sobre los intereses de los ciudadanos. En democracia, las instituciones del Estado deben estar para resolver los conflictos y problemas propios de sociedades complejas como las contemporáneas: seguridad, salud, infraestructura, atención a los más desfavorecidos, justicia, impuestos, inflación, por mencionar algunos pocos. Sin embargo, todas la acciones de los altos funcionarios apuntan hacia la defensa de los intereses del gobierno( o más espcíficamente del presidente), no hay situación en la cual ni la Asamblea Nacional, la Fiscalía o la Defensoría del Pueblo hagan una solo objeción o lleven adelante un solo proceso o pronunciamiento en favor de los ciudadanos y en contra del gobierno. Quienes han sido supuestamente llamados a evitar la desmesura del poder lo que han hecho es arrodillarse ante el presidente como si de Luis XIV se tratara. Se han convertido en cortesanos aduladores y en muchos casos eunucos que velan por sus mezquinos intereses sin importar el daño que han hecho a la democracia y al país, cuando el interés de unos pocos guía el destino de muchos no es posible decir que se está en plena democracia.
Las elección del 26 de septiembre significa un tratamiento crítico para empezar a detener esta metástasis que lleva 10 años de manifiesto pero que estaba latente en Venezuela desde hace mucho más tiempo. Los resultados de esa elección y la participación masiva de la gente darán cuenta del futuro próximo, no eliminará la enfermedad pero colocará algunos anticuerpos nuevos para frenar su avance, en caso de lo contrario esta fase terminal en que nos encontramos tendrá el pero de los desenlaces posibles.
Salamanca, 18 de julio de 2010.

jueves, 27 de mayo de 2010

Alternativa electoral y simbólica

La faceta democrática del PSUV duró casi tan poco como la disposición de diálogo y respeto que Chávez mostró en en Consejo Federal de Gobierno (CFG) con los gobernadores de la oposición. Empiezan a salir de las listas del partido de gobierno candidatos que ganaron en las primarias, empiezan los ministros a ser nombrados por el caudillo en las cabezas de listas en los circuitos salidores del chavismo, sino cómo se explica que Diosdado esté en la lista del Estado Monagas, el mensaje está claro Chávez por encima de todo y de todos, la voluntad sus partidarios es para la galería.
La última encuesta de Keller de finales de abril muestra al chavismo en sus niveles más bajos desde 2008. No obstante ahora es que empieza la campaña y en el pasado Chávez ha sabido distribuir recursos para aumentar su caudal de votos. Además, la manera cómo se organizan las circunscripciones electorales le dan la ventaja al chavismo de obtener más proporción de escaños que la proporción de votos que realmente tienen.
La oposición se tiene que transformar en alternativa pero alternativa no solo para los sectores urbanos sino una alternativa para quienes no viven en la ciudad, esa tarea es aún más difícil, pero ese es el reto. Frente a la política de Robin Hood, la oposición debe ofrecer una alternativa de mejora de calidad de vida, que ofrezca un futuro más gratificante que la de invadir la finca de los ricos. La milicia campesina y los grupos de invasores se muestran como la única solución para los problemas de pobreza en las zonas rurales. El reto es grande y los partidos deben trabajar por mostrar alternativas múltiples para todos los venezolanos, en el campo o la ciudad.
Los gobernadores no chavista deben ser particularmente creativos para generar expectativas positivas en sus políticas en las zonas rurales, mejorar la calidad de vida en sus estados y que los candidatos a la AN en otras entidades muestren esos éxitos no como logros de oposición, sino como éxitos de la alternativa que representan en la AN, pero sobre todo la alternativa para 2012. El CFG es un lugar donde mostrarse como esa alternativa, no deben caer en la tentación del radicalismo mediático y no ir, contra viento y marea han de mostrar que lo cortés no quita lo valiente y que, aunque Chávez diga y haga lo que sea; ellos están dispuesto a jugársela por los intereses de los habitantes de sus estados.
En política las victorias simbólicas son tan importantes como las electorales.
Salamanca, 27 de mayo de 2010

viernes, 14 de mayo de 2010

Legislar y controlar

Ahora más que nunca se ha hecho evidente la importancia de las funciones del poder legislativo. Legislar y controlar son aspectos fundamentales para recobrar los espacios democráticos perdidos, recuperar el resto de poderes públicos y conseguir un equilibrio de poder entre las diferentes fuerzas políticas del país para reconstruirlo sin excluir a nadie. De allí la importancia del 26 de septiembre.
La conquista de más de un tercio en del poder legislativo significa no solo un obstáculo para las leyes orgánicas que son las regulan derechos constitucionales, sino también significaría que en todas las comisiones estarán presentes diputados de oposición, es en las comisiones donde se discuten las leyes, en donde se cocinan por así decirlo, tener diputados dando la batalla allí es fundamental para limitar el poder que ha concentrado Chávez con una Asamblea Nacional arrodillada a su voluntad.
La obtención de una mayoría permitiría ir más allá, se podría empezar a enjuiciar políticamente a los ministros de economía por la mala gestión, a los de infraestructura y energía por dejar que el país llegara al colapso eléctrico que llegó, a los de interior y justicia por no evitar que 127 mil venezolanos perdieran sus vidas a manos del hampa, y así sucesivamente.

El gobierno ha dado un salto adelante, ha radicalizado aún más su posición, trata de hacer ver que es imparable y juega con el miedo más profundo de nuestra razón. Los golpes que da al aparato productivo nacional, la vorágine estatizante a la que está sometiendo la economía, los atropellos a la libertad de expresión e información, sólo podrán ser contenidos si el 26 de septiembre se logra una mayoría de diputados.
Recobrar el legislativo es lograr poner un primer freno, no obstante es sólo un paso para evitar que se destruya lo que queda y recuperar todo aquello que ha sido destruido.
Recobrar un legislativo institucional, que representa a la pluralidad política del país y que legisle, pero todo sobre todo que controle es el objetivo más importante de la oposición en este momento tan traumático de nuestra historia.
Esperemos que la MUD tenga la sensatez suficiente para lograr este objetivo y que, aquellos quienes juegan a la división para beneficio de sus intereses personales empiecen a ver más que su propia Voluntad.
Salamanca 14 de mayo de 2010

martes, 27 de abril de 2010

Impresiones y Lecciones de las primarias del 25 de abril

El domingo 25 de abril escribí sobre el consenso alcanzado por la oposición la noche anterior. Hoy voy a reflexionar sobre las primarias celebradas en 15 circuitos del país para la selección de los 22 candidatos que no llegaron a concretarse vía ese acuerdo.
En primer lugar considero que al gobierno le ha hecho mucho daño este proceso de primarias, en términos simbólicos es una nueva demostración de que la mayoría de quienes integran la Mesa de la Unidad (MUD) no son golpistas y son diferentes a quienes protagonizaron la vergonzosa escena de Miraflores del 12 de abril de 2002. Las reacciones del PSUV han sido destempladas, tratando de minimizar la participación y el tono cívico y democrático del evento. Reacción normal en un partido-gobierno que trata siempre de evitar o minimizar las acciones democráticas de la oposición y busca a toda costa asociarla con supuestos planes de golpe de estado y magnicidios. Atrás quedó la trampa del atajo fácil y quienes proponían salidas de facto no tienen vela en el entierro (metafóricamente hablando) que se prepara para el 2012.
Del lado de la oposición, la lección ha sido importante, aunque parece existir algunos dirigentes que no la captaron. Las primarias no son únicamente un mecanismo de legitimación democrática de los líderes sino también un mecanismo válido de resolución de conflictos entre la pluralidad de partidos y organizaciones que se oponen a Chávez. Pero la segunda lección es que las primarias también son un mecanismo válido de precampaña, permite conocer las nuevas caras y recordar a las viejas y comparar cuáles propuestas son las aceptadas por los ciudadanos; permite que el debate de ideas que se da en el seno de la MUD trascienda a la sociedad y ésta se pronuncie en las urnas. Más allá de que varios de esos candidatos que ganaron eran los propuestos por la MUD para el acuerdo; los efectos positivos sobre la percepción de la oposición, el contraste con el partido-gobierno y la movilización que generó, son los resultados más importantes del proceso de primarias.
Para finalizar, creo importante que más allá de que se critique que las primarias no se llevaron a cabo en todo el país, hay que observar a las primarias del domingo como una prueba piloto de la forma de escoger a los candidatos para los cargos de elección popular más importantes. Las primarias son una lección de la nueva democracia que la sociedad civil y los partidos políticos, queriendo o no, están construyendo. Espero que la MUD no deje pasar por debajo de la mesa esta lección y que para el 2011 empiece a visualizar las primarias como la forma de escoger al próximo candidato a la presidencia para el 2012.
Salamanca 27 de abril de 2010

domingo, 25 de abril de 2010

UNIDAD DESEADA, UNIDAD PERFECTA, UNIDAD POSIBLE

Llevo varios meses haciendo seguimiento del asunto de la selección de candidatos para las elecciones de la Asamblea Nacional en Venezuela, sobre todo aquella que promueve la llamada Mesa de la Unidad. Ayer 24 de abril el esfuerzo de más de 8 meses empieza a mostrar sus primeros resultados, así que voy a a dar mis impresiones sobre todo el proceso hasta el momento.
En primer lugar debo confesar que me sorprendió que se lograra lo que se logró. La diversidad de partidos y organizaciones presentes en esa alianza opositora al presidente Chávez y amplia y diversa, que va desde partidos de izquierda casi extrema hasta partidos de extrema derecha; por lo que lograr un acuerdo entre personas que no comparten los mismos ideales y tienen como objetivo ganar unas elecciones es una gran hazaña.
Este esfuerzo de la unidad ha sido la comprensión de la clase política que solamente unidos es posible enfrentarse al chavismo en las elecciones de la Asamblea Nacional. Ahora bien, existen formadores de opinión que se han dedicado a buscar todo defecto posible al proceso y los resultados de la Unidad; y debo decir que alguna de esas críticas las comparto, pero no siempre se obtiene lo que se desea en política, sino lo que es posible.
El logro de acuerdos en la mayoría de las circunscripciones es un logro que hay que resaltar y, a pesar de que no todos los candidatos son los mejores o tengamos resistencias importantes hacia algunos de ellos, no desmerece el esfuerzo de lograr un cuadro en el que haya representación de los partidos y la sociedad civil.
Para quienes creían que la unidad perfecta iba ser realidad debo decirles que eso era una utopía; pero una utopía en sentido positivo, pues guió la acción y los esfuerzos de la MUD para lograr el mejor acuerdo posible. Sin embargo, una utopía, porque en un país en donde todo el mundo cree que es imprescindible y que tiene siempre la razón no es posible aplacar las ambiciones de todos los interesados en participar. En segundo lugar, porque el criterio de lo que es perfecto en política no es igual para todos.
Mi impresión final es que el esfuerzo ha dado resultados positivos, que pudieron ser mejores estoy de acuerdo, pero en la dinámica política que vive Venezuela actualmente no hay que perder tiempo en patear la propia mesa sino en luchar por recuperar la democracia que estamos perdiendo paulatinamente.
Salamanca, 25 de abril de 2010