miércoles, 22 de septiembre de 2010

Venezuela no acaba el 26 de septiembre

A un par días de finalizar la campaña electoral, se avecina el momento de la incertidumbre. Mientras los partidos tratan de movilizar la mayor cantidad de votantes posibles, el resto de la ciudadanía aguanta la respiración para ver que depara el futuro próximo. La campaña del PSUV ha sido implacable, con Chávez como candidato en todos los circuitos electorales la oposición no ha podido evitar caer en parte de su juego polarizante; para el caudillo lo único que está en juego es la supervivencia de la revolución, es decir; su supervivencia en el poder.
El 27 será un día extraño, tal como ocurrió en las elecciones de 2008; la oposición  ganará muchos espacios perdidos pero sus electores no lo considerarán suficiente, habrá un sentimiento de victoria amarga que el gobierno  tratará de explotar aún cuando no lleguen a los 111 diputados que necesita para tener la mayoría calificada.
El 27 de septiembre, deberá ser para la oposición un día decisivo, anunciar y mostrar la fortaleza de la unidad, repensar la forma como se diseña la campaña electoral e iniciar procesos de elección primaria en cada partido para luego convocar a primarias generales en busca de un candidato que represente el futuro, el cambio y nueva esperanza; también deberá tender una mano al PPT aún cuando casi desaparezca políticamente. Es hora de la magnanimidad, también del cambio de rostros y de la promoción de una propuesta de país novedosa, atractiva y que pueda mostrarse a través de los espacios gobernados por miembros de la Mesa de la Unidad. Venezuela no acaba el 26 de septiembre, sino que continua en su lucha por la democracia y una mejor calidad de vida.
Salamanca, 22 de septiembre de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para el debate y la crítica constructiva (el resto al spam)