jueves, 23 de diciembre de 2010

Q.E.P.D. Democracia Venezolana

El 18 de julio de 2010 escribí Democracia en fase terminal, lamentablemente hay que decir que lo poco que quedaba de ella ha muerto esta semana. Luego de un breve respiro esperanzador en septiembre de 2010, sus verdugos han logrado asesinarla. La mezquindad, cobardía y cinismo de ministros, diputados, jueces, fiscales, altos mandos militares e intelectuales revolucionarios han permitido que un solo hombre controle todo el poder de la nación. Venezuela es ahora el reino de Chávez, no existen ciudadanos sino súbditos y la oposición en el parlamento ha sido encadenada a un rincón de la arena política como objeto decorativo para legitimar al gobierno ante la sociedad internacional.
Lo que quedaba de democracia ha sido sepultada bajo un conjunto de leyes inconstitucionales que someten a la ciudadanía a un proyecto socialista que fue rechazado en 2007. En menos de dos semanas el chavismo ha aprobado leyes que eliminan la autonomía universitaria, penaliza la disidencia dentro de su partido, regula los contenidos de internet y medios de comunicación, prohibición de financiamiento externo de ONGs que trabajan por derechos humanos y civiles. Pero no solo eso, los diputados chavistas han dado el presidente el poder de legislar por decreto por 18 meses a menos de dos semanas que los nuevos diputados asuman sus escaños en la Asamblea Nacional. La nueva Asamblea comienza con un disparo en ala y si no hay una respuesta contundente quedará así por los próximos dos años.
Quizás muchos apunten a que el único problema es Chávez, pero lo cierto es que todos aquellos que han manipulado las instituciones para darle el poder sin restricciones, los que por omisión han dejado que esto ocurra son tan culpables como él. El problema no es que exista un Chávez sino que haya un conjunto de personas que faciliten que esta desmesura de poder haya llegado al lugar donde muchos habían predicho y otros muchos nos habíamos negado a aceptar. Al final de esta locura habrá que exigir responsabilidades.
La democracia ha muerto, habrá que dar a luz una nueva, como todo nacimiento ello significa "sangre, esfuerzo, sudor y lágrimas", tal como dijo Churchill a principios de la Segunda Guerra Mundial. Existe gente apostando por la democracia, hay gente cansada de la manera como se maneja el país, hay gente molesta con el gobierno, lo que falta es movilización masiva, empuje y liderazgo político creativo que supere las viejas formas de acción política y decidan arriesgar más para la construcción de una nueva democracia.
Salamanca, 23 de diciembre de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para el debate y la crítica constructiva (el resto al spam)