viernes, 25 de marzo de 2011

Primarias y Campaña (I)

Parece haber comenzado la pre-campaña en Venezuela. A casi año y medio para la elección presidencial la agenda política del país ha sido fijada. Las condiciones de las elecciones para el 2012 son muy diferentes que en 2006. Del lado de la oposición hay un convencimiento ( por principios o por experiencia, eso no importa a estas alturas) que las elecciones primarias son el mejor mecanismo para seleccionar el candidato que enfrente a Chávez. Además, parece estar gestándose un consenso sobre que la fecha ideal será para finales de 2011. El candidato resultante tendrá un año para enfrentar a Chávez y mostrar un nuevo proyecto social, político y económico al país. Pero este escenario se complica, también están las elecciones a alcaldes y gobernadores en 2012 y la selección de candidatos para estos cargos debería reflejar el mismo espíritu democrático que para presidente.

Sin embargo, es muy fácil pedir elecciones primarias para todos los cargos de elección popular, pero lo cierto es que la complejidad del proceso y la necesidad de recursos para su financiamiento siempre plantean una limitación a tomar en cuenta. En este escenario, la Mesas de la Unidad deberá tomar decisiones que fortalezcan la democracia interna de la organización pero que al mismo tiempo contengan una gran dosis de realismo y pragmatismo.
Desde el lado del chavismo las cartas están echadas. Chávez es el candidato, como era lógico. Quienes critican que no hubo primarias en el oficialismo pecan de ingenuidad. Ningún partido en el mundo arriesga la posibilidad de continuar en el poder cambiando a un candidato con alrededor 40% de popularidad, creer que el partido de gobierno va a obrar diferente es un simple sin sentido. 
La campaña de Chávez comenzó en diciembre de 2010, la crisis de la vivienda, la emergencia por lluvias y el pulso que mantiene con las universidades y sus estudiantes han marcado los temas de agenda política. Es evidente que lo que cabe esperar del gobierno es un aumento de cadenas nacionales, petrodolares, ofrecimiento de soluciones inmediatas y la movilización de la maquinaria del Estado para la campaña que ya Chávez comenzó. Sin embargo, la diferencia estriba en que la popularidad de Chávez está en su mínimo histórico y la oposición tiene la oportunidad de aglutinar sus fuerzas pronto y, además; tiempo para enamorar a los indecisos.
Desde esta fecha hasta 2012 el contenido de la agenda política puede variar, Pero lo que es cierto, que la campaña política ha comenzado, quien toma la iniciativa para imponer la agenda llevará la ventaja. Por tal motivo, la MUD deberá ser creativa para robarle el protagonismo a Chávez y colocar en agenda su proyecto político como la mejor alternativa para el país.
Salamanca, 25 de marzo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para el debate y la crítica constructiva (el resto al spam)