martes, 17 de enero de 2012

¿Cuál lección de política dio Chávez?


«La única lección que Chávez le ha dado al país es que su forma de hacer política no resuelve los problemas de nuestra sociedad.»

Una de las conclusiones a la que llegó Diosdado Cabello luego la interminable Memoria y Cuenta de Chávez del pasado viernes es que el Presidente dio una lección de política al país[i] . De allí en lo sucesivo el chavismo se ha esforzado en demostrar el «gran regreso del líder», la fortaleza de salud y moral por dar una memoria y cuenta de casi nueve horas y media, y pare usted de contar. Pero me pregunto ¿cuál fue esa lección de política que dio el presidente?
Lo primero que hay que señalar es que comenzó incumpliendo la promesa de hacer una alocución breve. Nadie esperaba un discurso de media hora por parte de Chávez, pero hablar más de nueve significa: (1) que no posee capacidad de síntesis; (2) que incapaz de enfocarse en los puntos más importantes que tenía que comunicar, (3) que no es capaz de mantener un hilo conductor sin salirse del tema principal y (4) que no tiene el más mínimo respeto por los demás al obligar a todos los asistentes a estar más de nueve horas escuchando el discurso.
Pero más allá de estos aspectos entremos en los sustantivo de la supuesta lección de política y moral que dictó. En primer lugar, como es costumbre, utiliza lugares comunes y frases descontextualizadas de Bolívar para justificar muchas de las medidas. En el contexto del bicentenario de la firma del acta de independencia, Chávez ha hecho especial énfasis que uno de sus grandes logros ha sido recuperar la soberanía del país al dar e traste con los convenios de la apertura petrolera. Sin embargo, no menciona el aumento desproporcionado de las importaciones en todos los rubros no petroleros (e incluso en algunos petroleros), tampoco menciona la presencia de los cubanos en instituciones como las Fuerza Armadas, las notarías o el registro civil. Tampoco ha hecho mención de que Guyana francesa ha empezado a explotar hidrocarburos en aguas de la Zona en Reclamación o las constantes incursiones de grupos guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes en la frontera colombo-venezolana. En resumen, más allá de la retórica no ha mostrado una sola acción contundente respecto a agresiones y violaciones explícitas a nuestra soberanía nacional. Cambiar las condiciones de contratos petroleros y sacar a los americanos para que exploten los chinos, iraníes y rusos no es otra cosa que cambiar de socios comerciales, pero no hay heroicidad en eso.
Otro aspecto que tocó el presidente fue el tema de las muertes en Venezuela. El presidente arguye que las cifras (casi 19 mil en 2011) están infladas y que se incluyen cuestiones como accidentes viales, crímenes pasionales y que esas no pueden contar como homicidios consecuencia de la inseguridad. Hagamos el ejercicio argumental y supongamos que tiene razón (aun cuando no estemos de acuerdo con eso). Si partimos de ese supuesto, cuáles son las políticas llevadas a cabo para disminuir la siniestralidad en las avenidas y carreteras del país. Por qué todas las semanas existe al menos un accidente grave en una de las entradas a Caracas como consecuencia de la falta de control de los vehículos pesados y autobuses. Cuántos de los que manejan ese tipo de vehículos reciben instrucción sobre seguridad vial. Respecto a lo crímenes pasionales, el presidente no explicó nada sobre esas estadísticas ni mucho menos acciones concretas para disminuir la lacra de la violencia de género. Entonces, qué lección nos dejo en este sentido Chávez. Pues que no tiene ni la más remota idea de cómo combatir la criminalidad.
Un tercer tema importante de la Memoria y Cuenta fue la situación económica del país. A nivel macroeconómico Chávez exhibe el crecimiento económico y la cifra de empleo como grandes logros de la revolución. Además señala que la inflación es un problema heredado y que no han logrado bajarla respecto de los índices de la década de 1990. Sin embargo, cuando habla de crecimiento se le olvida mencionar cuánto del mismo no depende del ingreso petrolero, cuánto es producción diferente a la extracción de crudo. Tanto que critica a la Venezuela saudita de Pérez y las prácticas estatistas, derrochadoras y corrupción generalizada que se le atribuye a esa época se han exacerbado mucho más. Respecto del empleo, Chávez nunca menciona la situación de la informalidad, del empleo precario que esta significa ni las relaciones de explotación que se dan en ese sector como consecuencia de la ausencia de normas y regulación Se empeña en atacar al empleador formal por supuestos abusos, pero la verdadera explotación que se encuentra en el mercado laboral informal no está siquiera en la lista de problemas que afronta nuestra sociedad. Respecto de la inflación es incapaz de explicar por qué si existe control de cambio y de precios los productos de primera necesidad siguen aumentando de precio.  
Por último, Chávez también trato de enviar un mensaje de magnanimidad al decir que aceptaría el resultado de las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012. Sin embargo, no dejó de atacar veladamente a María Corina Machado durante la alocución (la mencionó no menos de 7 veces). Lo que no esperaba es que la muchacha le saliera respondona y cuando intervino y le dijo que «expropiar es robar» hizo que esa intervención fuese la noticia más importante de la Memoria y Cuenta, nueve horas de hablar para que lo más importante fuesen 5 minutos de una precandidata de oposición sin mucha oportunidad de ganar las primarias. De esto se concluye que Chávez no sabe manejar en términos políticos a una oposición auténtica, si su reacción es la ha sido estos días con la precandidata con poco menos de 10% de intención de votos en las primarias que dejará para contrincantes como Leopoldo López, Pablo Pérez o Henrique Capriles Radonski quien lidera las encuestas.
Entonces, cuál fue la gran lección que dio el presidente. Que no sabe mantener un discurso, que no cumple las promesas, que es incapaz de atacar lo sustantivo de los problemas. Con la economía como va y Jorge Giordani sigue de Ministro. La inseguridad desatada y Tarek el Aisami todavía en el despacho de Interior y Justicia. Tampoco sabe elegir a su equipo gobernante. La única lección que Chávez le ha dado al país es que su forma de hacer política no resuelve los problemas de nuestra sociedad.

PD1: Una lección que si dio fue la cómo humillar en público a los aliados. Sino pregúntenle a José Vicente Rangel:
«… José Vicente quien tiene cara de senador vitalicio ya. Doctor Rangel, le saludamos, gracias por acompañarnos– »
«…Hace poco, en diciembre, estaba leyendo un libro que conseguí por allá sobre Juan Vicente Gómez de Tomás Polanco Alcántara. ¿Tú conociste a Gómez, José Vicente?»
Para quienes me leen fuera de Venezuela. Juan Vicente Gómez fue el dictador de Venezuela que duró más tiempo en el poder (1908-1935). José Vicente Rangel fue Canciller y vicepresidente de Chávez y nació en 1929.

PD2: pudiera profundizar más en lo que dijo durante la alocución, pero es evidente que sería excesivo.

Salamanca, 17 de enero de 2012
  

2 comentarios:

  1. Gracias por el artículo, esperamops el próximo, espero peuda ser sober las primarias.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. viva chávez 100 años más!

    ResponderEliminar

Espacio para el debate y la crítica constructiva (el resto al spam)