miércoles, 23 de mayo de 2012

Los mismos de siempre


Las diferencias dentro de la oposición son inevitables, el debate de la tarjeta única versus la unitaria es una muestra de ello. A pesar de que no hay acuerdo entre los partidos, la solución del conflicto se resolvió a través de los mecanismos institucionalmente establecidos por la propia Mesa de la Unidad. A la opinión pública le gusta ver más lo negativo del resultado (sobre todo si no favorece su posición) que observar que la MUD trabaja como una institución que respeta las normas, que el conflicto y las diferencias no implican rupturas de fondo y que dentro de ella se hace política, es decir, se dirimen diferencias sin que ello signifique destruir al otro.

sábado, 12 de mayo de 2012

No Country for Good Men (No es país para hombres buenos)


"Venezuela es prisionera de quienes prometieron liberarla..."
Venezuela se ha convertido en un reino pre-social y pre-político, una distopía hobbesiana en donde lo único que prevalece es el estado de naturaleza, es decir, la ley del más fuerte. Las pocas instituciones que sobreviven a la debacle de nuestro sistema social son castillos aislados que poco a poco son asediados por la anarquía, el pillaje y el poder del más fuerte; el de aquel que tiene las armas y los medios para aplastar física, moral o económicamente al que se le oponga. Gobierno, crimen organizado y el hampa común acechan al resto de la sociedad que vive en constante miedo y temor; cada quien cuida lo suyo y la mejor manera de hacerlo es bajar la cabeza, voltear la mirada, pasar desapercibido o "irse demasiado". Y no estoy criticando dicha actitud, simplemente describo lo que hace una persona racional en una situación de anomia como la que se vive.

sábado, 5 de mayo de 2012

La fotografía hacia el Elíseo


La carrera al Elíseo es de fotografía, Europa sostiene la respiración mientras uno de los dos grandes polos decisores puede inclinar la balanza hacia uno u otro modelo de salida de la crisis.

Las elecciones francesas dirimen en gran medida el futuro próximo de la política económica europea. En dichas elecciones se enfrentan dos maneras de enfrentar la crisis económica desde uno de los centros de poder de la región más importantes. Por un lado está Nicolás Sarkozy quien aspira a ser reelecto por cinco años más como presidente de la república francesa. Por otro lado François Hollande, quien es el retador y aspira dar un cambio de timón no solo en Francia sino en la Unión Europea.