domingo, 30 de septiembre de 2012

Venezuela el 7 de octubre:¿Continuidad o Cambio?

La campaña llega a su recta final y el resultado de la elección no es previsible a estas alturas, de lado y lado se proclaman como ganadores e increpan a su adversario a reconocer el resultado de la elección a una semana de que ésta ocurra. Las encuestas son en este punto instrumentos inútiles para predecir el desenlace de esta campaña, por lo que será en la madrugada del lunes 8 de octubre que sabremos cuál es el rumbo que toma el país. Dos escenarios se colocan ante nosotros

viernes, 14 de septiembre de 2012

"Cómo ves las elecciones"

Ante la pregunta que me ha hecho un profesor de Salamanca
"Te escribo para preguntarte cómo ves las elecciones de Venezuela? La campaña, las posibilidades de los candidatos, los recursos, y los discursos?"

Mi respuesta ha sido la siguiente:

" Venezuela

La campaña avanza hacia la recta final. Del lado del gobierno han utilizado (desde mi punto de vista) tres estrategias y esto es consecuencia de la porque movilidad que tiene Chávez por lo de la enfermedad (aunque creo que es menos grave de lo dijeron) y algunos fracasos en convocatorias a concentraciones.
1) La implementación de la hegemonía comunicacional a través del uso del sistema nacional de medios públicos (SNMP), las cadenas de radio y televisión y la red de emisoras comunitarias que han creado.
Esto les ha permitido tener una ventaja en la campaña muy desigual en términos de medios de comunicación. La oposición solo cuenta con Globovisión como medio privado, algunas emisoras de radio privadas que mantienen la línea y no se han autocensurado y algunos periódicos a nivel nacional. Sin embargo la desproporción es este aspecto es muy grande.
2) El uso de las misiones sociales como eje de la campaña, desde noviembre-diciembre el gobierno ha hecho un esfuerzo por hacer nuevas misiones (Gran Misión Vivienda, Misión Con amor mayor y Misión a toda vida, etc...) Esto ha permitido una expansión importante del gasto público y un aumento del dinero qu está circulando.
3) La guerra psicológica
Por un lado, el gobierno está tratando (y creo que está logrando) imponer un clima de opinión en el que se perciba que la victoria de Chávez es absolutamente irreversible, colocando ante la opinión pública datos que le dan de 18 a 20 puntos de ventaja sobre Capriles. Por otro lado, han utilizado a algunos que se suponían estaban apoyando a Capriles para vender la idea de que el programa que propone es neoliberal al estilo de Carlos Andrés Pérez en 1988 y además hacer creer que la alianza opositora se está resquebrajando por estas deserciones (aunque hay denuncias de otros grupos o políticos de que les han ofrecido dinero para hacer lo mismo)
También han sacado a luz un vídeo de un emisario de un empresario chavista dándole dinero a un Diputado de la Oposición para su campaña electoral, lo cual ha sido un escándalo desde ayer.

En síntesis lo que se busca de desmoralizar a la oposición dura y evitar qu los indecisos se decidan hacia Capriles.

Del lado de la oposición la campaña es ir pueblo por pueblo, ha tenido contacto con mucha gente en lugares donde el gobierno tiende a ganar con holgura. En este sentido su recorrido se concentra en poblaciones medianas y pequeñas, lugares inhóspitos y barriadas populares. 
Su discurso es moderado y siempre insistiendo que no quitará las misiones sino que las mejorará. Además de utilizar el issue de la seguridad, el empleo y la educación como ejes de campaña (en ese orden).  Por último, y como es de esperar, criticar todas las deficiencias del gobierno tratando de explotar aquellas cosas que son más evidentes ( Apagones en zonas del interior del país, explosión de la refinería de Amuay, caída del puente que comunica el centro con el oriente del país, etc... )

La competencia pareciera estar a favor de Chávez, aunque su techo electoral es de 43 a 45 por ciento, pero Capriles sube muy lentamente entre 30 y 34 por ciento. Por eso los indecisos (llamados ni-ni) son parte importante en la campaña. A estas alturas gana Chávez, pero todavía Capriles tiene oportunidad.

Espero que no haya sido muy extenso, y te sirva

Un saludo
Juan Manuel" 

Madrid, 14 de septiembre de 2012

lunes, 3 de septiembre de 2012

Simulando Exit Polls


Ayer se celebró el simulacro electoral para las elecciones presidenciales del 7 de octubre en Venezuela. El evento, que había sido pospuesto por la tragedia en la refinería de Amuay, ha sido una manera de poner a tono el proceso electoral. Del lado del árbitro electoral, la experiencia sirve para comprobar el funcionamiento del sistema, la logística, las maquinas de votación y la tecnología asociada al proceso. Del lado de los partidos, la experiencia sirve también para ver el funcionamiento de la maquinaria propia y la del adversario, ver los puntos fuertes y débiles del otro y del CNE; pero también ha servido para hacer el primer simulacro de la guerra comunicacional que se pondrá en marcha en la elección presidencial.
Probablemente es en este tipo de situaciones que las encuestas sirven para menos. Por el twitter he visto como varios «líderes» de opinión del gobierno y la oposición se han afanado en decir que se hicieron exit polls o encuestas a boca de urna, cada una de las cuales se atribuía la victoria de esta simulación. Es probable que los comandos de campaña no digan nada oficialmente sobre unos supuestos resultados, pero sería ingenuo pensar que no tienen una estrategia para soltar informaciones engañosas que son fácilmente compradas por mucha gente de un bando y de otro. He allí la guerra comunicacional, todos harán un esfuerzo por atribuirse la victoria, por inyectar optimismo en sus seguidores y desalentar a los del adversario.
Pero nadie debe horrorizarse por esto, es lo normal en la contienda política democrática, lo grave es cuando una de las partes utiliza los recursos públicos para promover sus intereses particulares y el árbitro electoral no hace nada para evitarlo. En ese momento es cuando la asimetría del poder se hace evidente, con todos los recursos del Estado el gobierno intenta aniquilar moralmente a quienes piensan votar a favor de Capriles, pero su objetivo no son los opositores más militantes, son más bien aquellos que dudan de si el voto permitirá cambiar algo o si el cambio traerá más problemas que soluciones.
El gobierno busca por todos los medios posible imponer el miedo en la sociedad, no en vano Chávez habla de una posible Guerra Civil si pierde; sus lugartenientes repiten esta máxima y aquella de que sin Chávez no hay gobernabilidad. A casi un mes de las elecciones lo único cierto es la incertidumbre, no me atrevo a decir quién ganará pero lo cierto es que, sea quién sea, la única manera de salir del atolladero en el que vive el país es llamando a todos a colaborar para su reconstrucción. El problema es que del lado del gobierno estoy más que seguro que esto no va a ocurrir; en caso de que gane Capriles ¿lo hará?

En Santa Marta de Tormes, 3 de septiembre de 2012