martes, 9 de abril de 2013

Para: Quienes pueden votar. De: quien aun queriendo no puede hacerlo (post-personal)

Yo no puedo votar, ahora vivo en Venezuela pero estoy inscrito en Madrid, España; y lo repentino de esta elección hizo imposible que pueda ejercer el derecho al voto. Estas líneas son para ti, que sí puedes votar


Yo, como muchos venezolanos en el exterior, cambié mi centro de votación para participar en las elecciones del 7 de octubre, me movilicé desde Salamanca hasta Madrid al menos tres veces en un año para poder votar en esa fecha y, como muchos, lo hice con todo gusto. Mi esposa y yo fuimos a votar con la ilusión de contribuir al cambio en esa fecha, pero no ocurrió. Ahora, el destino nos ha puesto una nueva oportunidad para elegir presidente, yo no puedo votar, ni mi esposa (ni muchos en el exterior); pero tú que sí puedes deberías hacerlo, y hacerlo por un cambio. Algunas razones a continuación.
Si quieres un futuro en Venezuela vota por el cambio, vota por un país en el que puedas disfrutar de los espacios públicos a la hora que quieras, sin miedo a que te maten. 
Vota por un país en el que es posible soñar con tener una familia sin temor a que a ti, tu pareja, tus hijos, tus padres y amigos les pase algo cuando están en las calles. 
Vota por un país que nos permita no tenerle miedo a quien piensa distinto, miedo a decir lo que piensas, miedo a que cierren o intervengan tu lugar de trabajo. 
Vota por un país que te ofrezca verdaderas oportunidades de crecimiento e independencia personal, en el que conseguir una vivienda alquilada o propia no sea una tragedia, en el que los precios de las mismas no suban más del 100% en menos de seis meses.
Vota por un país que en el que la educación, la cultura, el deporte y la lucha contra la desigualdad son la prioridad del gobierno; y no la compra de armas, la militarización de la sociedad y la búsqueda de culpables por su propia incompetencia.
Vota por un país en el que el gobierno está trabajando para resolver los problemas de servicios públicos, abastecimiento y no buscando crear religiones "revolucionarias".
Vota por un país en el que muchos de los que se han ido desee regresar, que quieran trabajar por mejorar nuestra tierra. 
Vota por un país en el que nos respetemos, no importa ideología, clase, color de piel, religión u orientación sexual; un país en el quepamos todos en el que cada quien pueda vivir su vida según sea su ideal de felicidad.
Vota por un país en el que el gobierno esté al servicio de la gente, y no la gente al servicio del gobierno. En dónde las fuerzas del orden inspiren seguridad y no temor, en el que los militares defiendan la soberanía en lugar de hacerse la vista gorda ante la intromisión exterior.
Tú, que si puedes votar, hazlo por el cambio, hazlo por el futuro. No digo que todo esto ocurrirá inmediatamente, ni que será difícil, será cuesta arriba; pero en algún momento hay que comenzar.
Basta ya de permitir el abuso, de aplaudir a los mediocres, de dejar que se lleven el dinero del país. Basta ya que nos consideren tontos, que nos traten como ganado y que se crean los dueños del país. Basta ya de los insultos, de las vejaciones, de las excusas baratas para ocultar su incompetencia, su corrupción, su indiferencia ante los problemas de verdad.
Tú, que si puedes votar anda y vota, yo haré mi parte, pero sin el voto no hay nada que defender, sin el voto no hay posibilidad de cambio, sin el voto quedarán gobernando los mismos de hace más de 10 años. 
Vota por ti, tu hijos, tus padres, tu familia, tus amigos; por mi, que aún queriendo no puedo y por todos aquellos que estando afuera por diversas razones tampoco pueden (lejanía del centro electoral, falta de recursos, cónsules que sabotean procesos de inscripción en el Registro Electoral, desconocimiento y falta de información).
Yo no se quien va a ganar, pero estoy seguro que votando se mejoran las posibilidades de un cambio real.

Caracas, 10 de abril de 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para el debate y la crítica constructiva (el resto al spam)